A diferencia de nuestra entrada en la mayoría de países, nuestra entrada a Camboya fue realmente plácida. Debido a que teníamos visitas desde casa tuvimos que cambiar el trayecto desde Luang Prabang, de varios días en bus, por un cómodo y caro vuelo hasta Siem Reap. A la llegada al aeropuerto tuvimos que realizar los trámites del visado y pagar los 20 $ correspondientes. En Camboya la moneda oficial es el Riel aunque, para realizar cualquier transacción se utilizan los dólares, después, a la hora de devolverte el cambio de menos de un dólar recibes rieles que puedes utilizar a su vez para acabar de redondear. De hecho los cajeros del país ya directamente emiten dólares. Si os toca entrar al país por carretera deberíais saber que, en muchos de los puestos fronterizos los oficiales, deciden sacarse un sobresueldo a base de estafar a los turistas pidiendo cantidades bastante más elevadas por el visado. Existen varias opciones para intentar evitar este timo: La primera de ellas, y más sencilla, es conseguir el visado online previamente, lo podéis gestionar a través del portal http://evisa.mfaic.gov.kh/ con un coste total de 25 $ (20 visado + 5 gestión). La segunda de ellas es un consejo que utilicé hace unos años la primera vez que visité el país en el 2010, una vez llegado al puesto fronterizo, quedarse el último de la fila y en el caso que nos pidan más dinero explicarles que sabes el precio del visado y que no estáis dispuestos a pagar más. Tras esto, en mi caso, se inició una discusión que duró más de veinte minutos y, en la que temí por no poder entrar al país, finalmente lo conseguí con un poco de ayuda del responsable de una agencia de viajes que llevaba turistas al país. Nuestro consejo es que hagáis la gestión online para evitar problemas.

Tras realizar las gestiones del visado teníamos que llegar a la ciudad de Siem Reap. Existen tres opciones: La primera, en moto, por 2$ os pueden acercar al centro de la ciudad. La segunda en minivan, por 3$. Y por último el taxi, nosotros nos decidimos por esta última, su coste es de 7$ pero al ser dos, nos pareció que con las mochilas era la opción más interesante. El taxi nos llevó hasta la guesthouse que teníamos reservada, la Green Town Guesthouse. Nos dieron una habitación bastante cutre, y además, los empleados eran de bastante poca ayuda, por lo que decidimos pasar la primera noche allí pero seguir buscando al día siguiente un lugar mejor.

Así lo hicimos y encontramos un hotel mucho mejor, el City Garden Villa. Este hotel ofrece habitaciones dobles desde 7$ y triples desde 10$, el hotel está bastante nuevo con duchas de agua caliente y bañó privado en las habitaciones, además cada día puedes escoger entre uno de estos tres servicios gratis: desayuno, cena o uso de la piscina del hotel situado en frente. Nosotros nos decidimos para este primer día por relax en la piscina para esperar a nuestras

visitas, un grupo de jóvenes ávidos de aventura, los shurpassengers, compuesto por Cris, Eric y Víctor, hermano de Eloi, que hicieron coincidir sus vacaciones de verano para venir a hacernos una visita. Finalmente, y tras unas horas extras de espera, nos reunimos con ellos. Para el día siguiente decidimos alquilar un tuk tuk, por unos 15$ diarios puedes contratar sus servicios para todo un día, en muchos de los hoteles tienen tuk tuks, aunque sólo hace falta salir a la calle y negociar para conseguir uno. Debido a que los shurs se habían pegado una buena paliza desde Bangkok el día anterior, optamos por empezar por algo tranquilito. Empezamos nuestra visita a la maravilla arquitectónica que son los templos de Angkor por la visita al Roulos group, un conjunto de templos un poco alejado de los principales entre los que se encuentran algunos de los más antiguos de todo el complejo. No son tan impactantes como los principales pero como aperitivo nos parecieron interesantes. La entrada al recinto de Angkor cuesta 20$ por un día, 40$ hasta tres y 60$ para toda una semana. En nuestra opinión lo mejor es sacarse la de tres días, un día nos parece demasiado poco para poder ver los puntos más interesantes, y más de tres nos parece reservado a entendidos o gente que lo quiera ver con total y absoluta tranquilidad. Por la tarde hicimos una visita al poblado flotante de Chong Kneas. No existe ninguna tarifa para los barcos que visitan el poblado así que toca regatear. A nosotros nos dijeron que el precio era de 25$ por persona pero tras pedirles las tarifas por escrito y hacer varios amagos de irnos bajamos hasta los 10$ que finalmente pagamos. La visita, aunque un poco guirufa, nos pareció interesante para ver las condiciones en las que viven sus habitantes. En el tour paramos en una escuela con la que se puede colaborar. Finalmente vuelta al hotel y otro bañito en la piscina.

RUTA POR LOS TEMPLOS

Para los dos siguientes días no decidimos por seguir la ruta de un blog amigo, la cual ya seguí en mi primera visita al recinto. Copiamos literalmente la ruta ya que nos parece perfecta, la podréis encontrar junto con mucha más información en la web http://viajandoporasia.wordpress.com/

Si finalmente os decidís por seguirla, os diremos que la sigáis lo más estrictamente posible, ya
que, cada desviación de la ruta supone el encontrarse autocares extras de tours organizados y, creernos cuando decimos que la experiencia de visitar esta maravilla es mucho mejor contra menos gente haya en los templos. Si la seguís probablemente sólo os encontrareis con grupos de turistas en algún templo, en nuestro caso Ta Phrom y Angkor Wat, pero es que ver Angkor Wat solo es ciencia ficción. Esta es la ruta, como decíamos copiada literalmente.

Día 1

Medio de transporte: bicicleta.

Equipo necesario: buen calzado, mucha agua y unas piernas fuertes y esbeltas como las
nuestras, ja! 😛

Distancia recorrida: alrededor de 45 Km.

Duración: 10h.

1. Salida del sol en el templo Phnom Bakheng.
2. Seguir recto hasta la puerta Sur de Ankgor Thom. Justo al cruzarla, girar unos metros a la izquierda y subir una pequeña cuesta de arena hasta subir al muro. Allí encontrarás un camino espectacular de unos 3 Km, que sigue el trazado del muro hasta llegar a la puerta Oeste.

3. Al llegar a la puerta Oeste de Angkor Thom, sigue recto hasta llegar al templo Bayon (famoso por las esculturas de caras).

4. Saliendo de Bayon, sigue dirección Norte dejando la terraza de los elefantes a la izquierda; una vez allí gira hacia la derecha, donde verás las Prasats Sour Prat (las doce torres), y dirígete hacia la Victory Gate (Puerta de la Victoria).

5. Al salir de Angkor Thom, sigue el camino y visita el templo de Ta Keo.

6. Tras Ta Keo, sigue el camino de nuevo hasta llegar hasta la siguiente señal de Toilet. Mirando hacia los baños, a la izquierda hay un pequeño camino de tierra que lleva al templo Ta Nai, casi imposible de encontrar si no te dicen cómo llegar, al no estar siquiera señalizado. El camino de tierra tiene varias bifurcaciones. Para no perderse, hay que hacer lo siguiente: al pasar el primer cruce, en el que girarás ligeramente a la izquierda, elige siempre la bifurcación hacia la derecha. Es aproximadamente 1Km de camino, pero como recompensa visitarás quizás el templo más mágico de las ruinas de Angkor, completamente abandonado y sumergido en la selva.

7. Vuelve hasta el Toilet y sigue el camino y visita el templo Ta Prohm.

8. Al salir de Ta Prohm, sigue el camino y gira en la segunda a la derecha. Esto te llevará al plato fuerte del día: Angkor Wat.

9. 9. Coge aire y fuerza para recorrer los aproximadamente 10 Km que separan Angkor Wat y el centro de Siem Riep.

La ruta es dura y larga, pero tiene la ventaja de que casi todos los templos los podrás visitar con toda tranquilidad, y como mucho, con 3 ó 4 personas más a tu alrededor.

Día 2

Medio de transporte: tuc tuc (unos $15 todo el día).

Equipo necesario: buen calzado, mucha agua, y anti-agujetas 😀

Distancia recorrida: alrededor de 95 Km.

Duración: 9h.

Como el conductor se ocupará de llevarte de un sitio a otro, sólo hay que preocuparse del orden de visita de los templos.

1. Salida del sol en Angkor Wat. Es el único momento en que estarás rodeado de turistas, pero es un momentazo para hacer buenas fotos.

2. Pre Rup.

3. Banteay Sray.

4. Banteay Samre.

5. East Mebon.

6. Ta Som.

7. Neak Pean.

8. Proah Khai.

Esta ruta, al igual que la anterior, está pensada para ir esquivando a los autobuses llenos de chinos, koreanos y vietnamitas que oKupan los templos a ciertas horas… Después de estos dos intensos días fuimos a cenar por el centro de Siem Reap, si queréis comprar algún suvenir allí son mucho más baratos que en el recinto. El recinto de Angkor es uno de los lugares de todo nuestro viaje con los precios más hinchados, se debe regatear para todo, hasta para la comida, algo que muchos turistas no saben por lo que acaban pagando el doble o el triple del valor real de las cosas.
Finalmente, a la mañana siguiente tomamos el bus que nos llevaría a la frontera, donde una furgoneta nos esperaba para llevarnos a Bangkok, nuestro siguiente destino. El trayecto Siem Reap- Bangkok nos costó 10$ y duró unas siete horas.

Abandonamos Camboya tras una visita fugaz. Un país en el que sus maravillosos templos nos han ayudado a hacernos una idea de lo grande y poderoso que llegó a ser el imperio jemer algún día.

¿Te gusta el post?

ERES EL PRIMER@

Avísame
avatar

wpDiscuz