Procedentes de Cebu llegamos a Puerto Princesa, capital de la isla de Palawan. El vuelo, con Cebu Pacific, nos cuesta 1300 PHP tasas incluidas.

Puerto Princesa no es demasiado interesante por lo que decidimos ir directamente hacia El Nido, en el norte de la isla. Para llegar a la isla existen varias opciones: Coger un triciclo que te lleva a la estación de autobuses por 120 PHP y allí coger un Roro (autobús) que te lleva hasta El Nido por 355 PHP y cubre el trayecto en unas siete horas. La otra opción es coger una van desde el aeropuerto. Los precios empiezan en 700 PHP pero después de un poco de regateo acabamos pagando 550 PHP. El trayecto dura unas cinco horas y media incluidas dos paradas, una para comer y la otra para deshinchar las ruedas de la van ya que la ultima hora y media de camino discurre por una carretera llena de baches y el conductor de vans adopta rápidamente la forma de conductor de rallies.

Después de un duro trayecto en una van densamente poblada, como viene siendo habitual, llegamos a El Nido. Los principales hoteles y resorts se sitúan o en primera línea de mar, o en la playa que hay en las afueras del pueblo, pasado el mercado. Las ofertas más económicas de alojamiento se encuentran en la calle Jose Rizal, misma calle donde te dejan los autobuses y las van, por lo que no es necesario ningún triciclo para llegar. Nos alojamos en el Bunakidz Lodge por recomendacion blogera. El precio de las habitaciones es de 600 por una habitación doble con baño privado o de 500 por una habitación doble con baño privado fuera de la habitación. Después de regatear nos quedamos con la habitación con baño exterior por 3000 PHP por ocho noches, 375 PHP por día. Después de pasar más de una semana allí, recomendamos fervientemente este alojamiento para viajeros con bajo presupuesto. Las habitaciones están limpias, así como los baños y la familia que lo lleva, especialmente la señora, son encantadores. Además ofrece café gratuito por la mañana a todos los huéspedes, otro punto a favor!

Una vez dejado el equipaje en la habitación nos reunimos con Noa y Mor, a las que conocimos en Bohol. Después de esperar a que pare la tormenta que nos ha recibido en El Nido, cenamos, tomamos una copa y nos vamos a dormir. Al día siguiente junto con ellas y dos amigas más vamos a la playa de delante de la isla Labutaya. El trayecto es de unos 45 minutos en triciclo, el precio inicial es de 1500 PHP por triciclo por llevarnos hasta allí, esperarnos y  traernos de vuelta pero, después de un poco de regateo, acabamos pagando 700 PHP por cada triciclo. Al llegar allí empieza a llover por lo que nos refugiamos en el único establecimiento del lugar. Los precios no son excesivos pese a la exclusividad. Después de más de una hora resguardados para de llover y podemos disfrutar de la playa. Cabe decir que pese a que la playa está bastante bien no nos pareció una visita imprescindible por lo que si andáis algo escasos de días podrías descartar esta visita en pro de algún island hopping. Después de un par de horas en la playa volvemos hacia el pueblo y acabamos el día con respectivas siesta, cena y copa. Día duro!

Los dos días siguientes los dedicamos al island hooping. El island hooping son unas excursiones organizadas en barco por los diferentes puntos de interés de las pequeñas islas vecinas a El Nido. Los tours salen a las nueve de la mañana y concluyen sobre las 16 o 16:30 por lo que haciendo uno tenéis el día prácticamente salvado. Existen cuatro tours que son los que ofrecen todas las agencias y hoteles del pueblo aunque, si deseas hacer algo diferente a tu gusto también lo podrás contratar, evidentemente por un precio más elevado, preguntado en estas.

Existen cuatro tours, todos parecidos pero todos con su encanto, con los siguientes puntos a visitar:

Tour A

Small Lagoon

Big Lagoon

Shimizu Beach

Secret Lagoon

Seven Commando Beach

Tour B

Pangulasian Beach

Snake Island

Cudugnon Cave

Cathedral Cave

Pinagbuyutan Island

Tour C

Hidden Beach

Secret Beach

Matinloc Shrine

Helicopter Island

Star Beach

Tour D

Cadlao Lagoon

Nat Nat Beach

Pagandigan Beach

Bukal Beach

Paradise Beach

Los precios que ofrecen todos los operadores son parecidos: 700 PHP por el A y el D, 800 PHP por el B y 900 PHP por el C. Nosotros realizamos los tours A, B y C. La empesa elegida fue Caera tours, en las cercanías de la comisaría de policía y tras regatear acabamos pagando 500 PHP por los tours A y B, y 700 PHP por el C. El precio se puede rebajar hasta 100 PHP más por tour si te traes tu propia comida pero desaconsejamos totalmente esta opción ya que, la comida es prácticamente lo mejor del día. Compuesta por una parrillada de pescado fresco, gambas, cangrejos, pollo y cerdo, además de varias ensaladas y un amplio surtido de fruta. La comida es muy generosa y aún poniendo todo nuestro empeño no pudimos acabar con todo lo que había en la mesa. Cabe decir que la negociación por los tours en nuestro caso fue bastante sencilla ya que éramos cuatro y además íbamos a contratar la van para volver a Puerto Princesa con lo que, si hacéis sólo un tour el precio probablemente sea algo más elevado. A estos precios hay que añadir, como no! una fee, la enviromental fee, de 200 PHP por persona. Esta fee, de único pago permite realizar el número de island hoopings que quieras durante los siguientes diez días.

Casi todos los viajeros a los que fuimos preguntando nos dijeron que su tour favorito era el C. A nosotros quizás el que nos gustó más fue el A, seguramente porque fue el primero que hicimos y porque los puntos para hacer snorkel eran más variados. En cualquier caso recomendamos la agencia. En nuestro caso la tripulación del barco, compuesta por tres chavales filipinos: Brandon, el guía, Miguel, el capitán y otro chaval del que no logramos recordar el nombre fueron encantadores. No dejaron de hacer bromas, darnos toda la información que pedíamos e incluso nos dejaron conducir el barco. Vamos que nos alegraron el día, además de preparar la suculenta comida en una playa paradisíaca.

Para el siguiente día nos habíamos reservado el buceo. Después de patearnos varios centros de buceo acabamos en el SeaDog Diving. Lo elegimos por ser el centro mas barato. El precio de las inmersiones es de 1200 PHP una inmersión, 2200 PHP por dos y 2700 PHP. La primera inmersión la realizamos en la Hellicopter Island, la cuál habíamos visitado en el island hooping. En ella, vemos un arrecife de coral, nada espectacular pero correcta. Además vemos una manta. La segunda inmersión es en Nat Nat. Esta inmersión no nos gustó nada. Se trata de ir de pequeño arrecife en pequeño arrecife, pero pasas más tiempo nadando por zonas de arena que viendo nada realmente. La tercera inmersión es en una cueva, The Tunnel lo llaman ellos. Ninguno de los dos habíamos hecho inmersiones en cuevas por lo que la experiencia nos gustó. Seguramente si sois buceadores experimentados la cueva se os pueda quedar un poco corta ya que es amplia y no demasiado larga pero si, como nosotros, no lleváis demasiadas inmersiones es una ocasión perfecta para iniciaros en las cuevas. Como consejo diríamos que cambiarais la inmersión en Nat Nat por una en North Rock, nosotros hicimos snorkel mientras esperábamos a la demás gente a que hiciera una inmersión allí, puesto que sólo teníamos tres pagadas. En la zona se pueden ver tiburones ballena y de otros tipos en la época adecuada, de Enero a Marzo. Nosotros haciendo snorkel pudimos ver un banco de gostfish y varios ejemplares enormes de Jackfish. Esto nos dejó un poco mosqueados, ya que nos daba igual hacer las inmersiones en un sitio o en otro. Al volver lo comentamos en el centro de buceo y nos rebajaron el precio a 2500 PHP por las tres aunque, nos hubiera gustado más pagar el mismo precio de todo el mundo y haber disfrutado de las tres inmersiones.

Al día siguiente, cansados del tute de los últimos días, dedicamos el día visitar otra de las playas de las proximidades del pueblo, la playa de Las Cabanas. El triciclo nos cuesta 200 PHP, por llevarnos, traernos y esperarnos allí las más de dos horas que pasamos en la playa. La playa es bastante bonita, mejor que la que visitamos el primer día.

El último día lo dedicamos a trabajar en el blog y, a última hora, acercarnos al garito de un chico francés que conocimos por la noche el día anterior. El sitio se llama La Plague, y está situado en la siguiente playa al salir del pueblo, después del mercado y donde te dejan los autobuses y furgonetas al llegar al pueblo. Son unos veinte minutos a pié, en triciclo no debería costaros mas de 30 o 40 PHP. Lo mejor si no tenéis ganas de caminar es coger un triciclo y que os deje unos 500 metros después del mercado. Allí bajar a la playa y ya lo encontraréis. El local es un bar con ambiente chill, con una buena decoración en la playa. No sirven cenas salvo algunas tapas y bebidas. La gracia del local es que se puede contemplar la puesta de sol, algo que es prácticamente imposible en El Nido ya que, las colinas que rodean el pueblo tapan el sol al atardecer. El garito no estaba abierto todavía pero ese día Bastien, su dueño hizo una excepción por ser su cumpleaños. Bastien nos explicó que planea tener abierto el bar en temporada alta, de Diciembre-Enero a Mayo-Junio e ir alternando El Nido y Marsella como su residencia. El lugar es perfecto si queréis disfrutar de la puesta de sol. Las tapas están riquísimas, como pega decir que la cerveza es un poco cara.

A la mañana siguiente cogemos la van que nos lleva a Puerto Princesa. La contratamos, como dijimos antes, con Caera Travel y nos costó 500 PHP. Tras pagar las últimas fees, 40 PHP al dejar Puerto Princesa, tomamos un vuelo que nos lleva a Manila, para enlazar con otro que nos lleva a Ho Chi Minh, Vietnam. Última de una larga lista de fees, 550 PHP por abandonar el país.

Tras más de un mes dejamos Filipinas, un país cuyos extraordinarios fondos marinos, incomparables playas y alegres gentes nos ha encandilado, y donde, además, hemos hecho buenos amigos!

¿TE GUSTÓ EL POST?
¿Te gusta el post?

ERES EL PRIMER@

Avísame
avatar

wpDiscuz