Después de nuestros viajes por Asia en 2013 y Sudamérica en 2015 esta vez tocaba explorar un poco la vieja Europa y después de varios candidatos nos acabamos decidiendo por este histórico país bañado por el mar Adriático y parte de lo que fue la antigua Yugoslavia. Empezamos a planear nuestra ruta por Croacia en coche y como complemento planeamos una pequeña escapada a su vecino Montenegro, ya que quedaba muy cerca de nuestro punto de entrada en Croacia, la amurallada ciudad de Dubrovnik.

Empezamos nuestra ruta por Croacia en coche de 10 días en la que os iremos desgranando todos los detalles de nuestro viaje por Hrvatska.

VUELOS Y COCHE DE ALQUILER 

¡Empezemos con la logística!

Croacia dispone de diversos aeropuertos bien conectados con una gran cantidad de ciudades en el resto de Europa. Split, Zagreb, Pula y Dubrovnik son los aeropuertos con más cantidad de conexiones. Disponíamos de 13 días, del 4 al 17 de Septiembre de 2016, para nuestro viaje. La ruta en coche por Croacia de 10 días iba a ser lo que nos iba a ocupar la mayor parte del tiempo.

El vuelo de ida fue un Barcelona-Dubrovnik con Vueling valorado en 75€ y volvimos desde Trieste (Italia) también con Vueling por unos módicos 45€. Así pues, la ruta iba a ser claramente de sur a norte.

El coche de alquiler lo reservamos a través de la siempre efectiva web Rentalcars que os recomendamos sin duda cuando necesitéis un vehículo por el mundo. En nuestro caso necesitábamos una agencia que no pusiera pegas para viajar por Montenegro y que nos permitiera devolver el coche en otra oficina situada más al norte. Finalmente nos decidimos por Sixt, que era la opción más económica para una ruta en coche por Croacia de 10 días y reservamos. El precio era de 160€ para 11 días de alquiler (aunque el último día lo teníamos que devolver a las 11 am) y aparte contratamos el seguro a todo riesgo que ofrece Rentalcars que es un poco más económico que el de las compañías. El seguro nos costó 95€ pero bien valía la pena para conducir tranquilo.

En el momento del alquiler, aunque ya lo sabía, te cargan unos “pequeños” costes extras correspondientes a:

– Cruce de fronteras: 8€ al día con un máximo de 24€

– Uso de ferries: 2,5€ al día con un máximo de 17,50€

– Impuesto revolucionario del uso de las carreteras croatas: 12,50€

– También si quieres un conductor adicional el coste esde 33€

– Sixt te ofrece un llenado de depósito a un precio un 20% más económico que en una gasolinera convencial, así puedes devolver el coche con el depósito vacío. El coste de llenar el depósito fue de 45€

Resumiendo, el coche nos costó 310€ por 11 días. Obviamente, necesitas un carnet de conducir y una tarjeta de crédito en la que me bloquearon 800€ en concepto de fianza, ya que no contratamos el seguro de Sixt sino el de Rentalcars.

Después de estos trámites burocráticos nos dispusimos a conocer nuestro compañero mecánico de aventuras. Habíamos alquilado la gama más barata y para mi sorpresa el coche que nos dieron era un flamante Renault Clio Sport rojo con GPS incorporado y un sistema de conducción ecológica por ordenador muy curioso. Revisamos el coche, que estaba impecable y contaba sólo con 4000 km y nos lanzamos a la carretera. ¡Empezamos la ruta en coche por Croacia!

RUTA POR CROACIA

La ruta por Croacia en coche de 10 días empieza en la amurallada ciudad de Dubrovnik. Al llegar al aeropuerto recogimos nuestro flamante Renault Clio rojo, una ganga alquilada en la siempre efectiva web Rentalcars que os recomendamos para vuestra ruta por Croacia en coche o por cualquier otro país. Pasamos un día en Dubrovnik y nos dirigimos hacia Montenegro. Nuestro objetivo era llegar a Kotor y primero paramos en Perast, un bonito pueblo medieval a orillas de los fiordos. Pasamos la noche en Kotor y al día siguiente empezamos una ruta circular que nos llevó a la costanera localidad de Budva. Volvimos pasando por el parque Lovce y llegamos de nuevo a Kotor. Desgraciadamente el día no acompañó y llovió bastante por lo que no pudimos disfrutar mucho de los increíbles paisajes de Montenegro.

De nuevo en Croacia, condujimos hasta Orebic para tomar un corto ferry que nos llevaría a Korcula, donde pasamos un par de agradables días explorando esta bonita y verde isla. De Vela Luka, en el extremo oeste, tomamos otro ferry hasta Split. Pasamos una divertida noche en Split y fuimos hacia el parque de Krka. Como la meteorología seguía sin acompañarnos mucho y estaba diluviando al llegar al parque, cambiamos el itinerario y llegamos hasta Zadar. Al día siguiente proseguimos la ruta por Croacia hacia la isla de Pag. Esta isla nos encantó por sus paisajes casi lunares y sus calas desiertas de agua turquesa.

Volvimos a tierra firme camino a uno de los lugares más increíbles de Croacia, el PN de Plitvice. Este parque cuenta con una gran cantidad de lagos de agua turquesa que forman multitud de cascadas. Está muy bien acondicionado para la visita y al ser septiembre no encontramos mucha gente.

Después de la visita a Plitvice proseguimos la ruta hacia la isla de Cres pasando primero por la isla de Krk. Cres nos maravilló ya que es una isla 100% mediterránea, llena de bosques de pinos, con la peculiaridad de tener el mayor bosque de olivos salvajes de Europa y la mayor colonia de buitres europeos, el pájaro más grande del viejo continente. ¡Una isla de records!

Después de disfrutar de Cres tomamos otra ferry hacia Pula, ciudad en la que nos despedimos del coche. Pasamos un bonito dia en Pula y de allí tomamos un bus hacia Trieste, pasando brevemente por Eslovenia. Desde esta ciudad italiana volvimos en avión a Barcelona.

Con el coche recorrimos 1423 km,con un consumo medio de 6.1 litros/100km y pagamos 112€ de gasolina.

En cuanto a las carreteras, la mayoría en la costa son de 1 carril por sentido. Los croatas y montenegrinos conducen bastante bien, aunque vas a tener que estar constantemente adelantando coches viejos y camiones y algún conductor puede ser un poco imprudente o “presionante”. También existe una moderna autopista, pero no llega hasta Dubrovnik sino que acaba en la frontera con Bosnia. Los peajes son relativamente económicos, sobetodo si los comparamos con los de los alrededores de Barcelona 😛

Para aparcar el coche no tuvimos ningún problema. En el centro de las ciudades es imposible ya que es zona azul o para residentes, pero todavía abundan los descampados y zonas “sin ley” por todas partes y puedes aparcar bastante bien cerca del centro. En algunos puntos turísticos hay aparcacoches y similares, pero con retirarse unos metros encontrarás sitio sin pagar.

A continuación podéis ver la ruta por Croacia en coche animadamente. Para ello sólo tienes que darle click a la pequeña flecha hacia la derecha.

GASTOS VIAJEROS

¡Show me the money! Llegó el momento de hablar de la siempre dolorosa factura viajera.

Croacia, por lo general, es un país relativamente económico, sobretodo si lo comparamos con los precios de sus vecinos europeos. Los que tengáis una imagen de país rural anclado en el pasado donde la gente va a caballo entre restos de ciudades en ruinas ya os podéis ir quitando el cliché de la cabeza. Croacia es un país super evolucionado, con un nivel de vida bastante alto y que en breve formará parte de pleno derecho de la UE. El Euro no es todavía la moneda oficial, así que todo va con Kunas croatas. Montenegro nos pareció un poquito más económico y si que usan los euros, aunque solamente estuvimos un par de noches. Este es nuestro presupuesto, ni mejor ni peor. Seguramente, se puede reducir un poco el gasto en comida ya que, sinceramente, nos gusta comer abundantemente y recargar fuerzas!

A continuación os detallamos los gastos de nuestra ruta por Croacia en coche.

ALOJAMIENTO

0
El alojamiento en Croacia es muy variable. Lo más económico son los hostales con camas compartidas por 7-8€. Muchas veces nos quedamos en casa de gente que hacía Airbnb y que alquila habitaciones. Fácilmente detectables por el divertido nombre SOBE. Las ciudades son más caras que los pueblos. La media sería unos 10€ por persona aproximadamente.

COMIDA Y BEBIDA

0
Cuando salimos de viaje siempre es donde más dinero nos gastamos. A veces cocinamos nosotros, otras cenamos barato y nos dimos un par de homenajes en restaurantes guays. Los precios son bastante competitivos y la comida siempre es buena, sobretodo si se trata de pescado fresco o pizzas.

TRANSPORTE

0
En este apartado incluimos el alquiler del coche por 11 días, la gasolina, los ferris, los buses y los peajes.

ACTIVIDADES

0
No somos mucho de visitar monumentos ni pagar entradas a museos. Los costes son la muralla de Kotor y el PN de Plitvice.

EXTRAS

0
Algunas compras y útiles del viaje.

VUELOS

0
Vuelos BCN a Dubrovnik y Trieste a Barcelona.

TOTAL 2 PERSONAS

0
Total por pareja incluyendo vuelos.

TOTAL POR PERSONA

0
Total por persona

MEDIA DIARIA

0
Media de gasto por día

¿QUÉ VER Y HACER EN CROACIA? 

Croacia es un país con dos caras, a nuestro parecer, muy diferenciadas: la costa e islas y el altiplano interior. La costa y las islas, conforman un total de más de 5700 km de costa y 1185 islas de las cuales sólo 66 están habitadas. Este espectacular dato nos puede dar una idea del paraíso mediterráneo que es todavía Croacia. ya que vayas donde vayas no dejas de ver pequeños islotes idílicos llenos de bosques de pinos y olivos. La abrupta costa normalmente termina a las faldas de una larga cadena montañosa que cruza Croacia (y Serbia, Eslovenia, Montenegro y parte de Croacia) de punta a punta. Esta cordillera se denomina  Alpes Dináricos y tienen su punto más alto en Albania con casi 2700 metros de altitud.
Esta curiosa geografía nos da la posibilidad de disfrutar de “dos” Croacias, salpicadas de pequeños pueblos llenos de historia y de paisajes espectaculares habitados por los simpáticos croata. La gente es por lo general muy amable y me parecieron por su manera de ser una especie de rusos con un taranná cálido y mediterráneo.

A continuación, vamos a desgranar un poquito lo que hicimos y vimos en nuestra ruta por Croacia en coche.

ISLAS Y PLAYAS

Las playas son por lo general de piedras, más grandes o más pequeñas, pero piedras. Si no quieres parecer Chiquito de la Calzada cada vez que te quieras dar un baño te recomendamos unas buenas chanclas de rio vintage o un par de zapatillas viejas dispuestas a dar su último servicio. Te servirán tanto para entrar y salir del agua con dignidad como para evitar los miles de erizos que esperan agazapados bajo una piedra al incauto pie desnudo. El agua del mar Mediterráneo, el más contaminado del mundo y aquí convertido en Mar Adriático, se muestra muy turquesa y cristalina y la temperatura es aceptablemente cálida.
Como hemos comentado antes, hay miles de islas y playas dispersas por la geografia Croata. La elección fue complicada y finalmente las islas que visitamos fueron:

– Isla de  Korcula: es una isla relativamente cerca de Dubrovnik que cuenta con un pueblo medieval muy bonito, una especie de Dubrovnik en miniatura. Está plagada de playas espectaculares y bien conectada por ferry con Split y Hvar.

–  Isla de Pag: cerca de Zadar, se puede acceder a la isla sin ferry ya que cuenta con un pintoresco puente que la une a tierra firme. Nos gustó muchísimo por sus paisajes lunares y desiertos, que contrastan increíblemente con el azul del mar y el cielo. Es famosa por su queso y por su vino. En Pag hay muchas playas que visitar y en la mayoría no hay nadie. El pueblo de Pag también es muy agradable para un paseo y una cena.

– Isla de Cres: la tercera y última isla que visitamos. Personalmente nos maravilló. A diferencia de Pag, Cres está cubierta por frondosos bosques de pinos y otras especies mediterráneas. La isla tiene un área exactamente la mitad de Menorca, pero mientras en Menorca habitan mas de 100.000 personas en ¡Cres solo lo hacen unas 3000! Destaca también por ser el hogar del  buitre leonado, el mayor pájaro de Europa y por tener uno de los últimos bosques de olivos silvestres del viejo continente. En Cres descubrimos varios rincones ocultos y calas maravillosas, como Lubenice. El pueblo de Cres es encantador y se puede comer de maravilla en el agradable puerto pesquero.

Esta fue nuestra elección en cuanto a islas. Nos hablaron muy bien de Vis pero no era posible llegar con el ferry desde Kurcola, asi que tuvimos que desestimarla. Hvar y Brac están un poco más desarrolladas para el turismo por lo que si viajáis en familia quizás os convenga más que Kurcola por conexiones e infraestructura.

En Montenegro visitamos el pueblo costero de Budva, bastante agradable y con un imponente castillo en el mar. La costa Montenegrina no nos pareció tan espectacular como la croata, pero cuenta con la bahía de Kotor, o lo que es lo mismo, el mayor fiordo de Europa y realmente vale mucho la pena si os podéis acercar desde Dubrovnik en coche.

En las islas siempre se puede optar por hacer las clásicas actividades de buceo, snorkel, alquiler de barcos, de motos, senderismo, cata de vinos y productos locales,etc.

PARQUES NATURALES

Croacia cuenta con 8 parques nacionales y casi un 10% de su territorio protegido. Nos pareció un país relativamente “virgen” en muchos aspectos y la verdad es que está bastante cuidado todo. No vimos apenas basura ni suciedad en el agua del mar o en las montañas. El parque más visitado es el de los Lagos de Plitvice. Listado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, son un conjunto de 16 lagos de agua verde y turquesa, interconectados por cascadas que llegan hasta casi 100 metros de desnivel. Realmente es un espectáculo de la naturalez, super agradable y se puede recorrer en una mañana o una tarde sin problemas. Lo único malo es que los molestos seres humanos no podemos bañarnos para no perturbar la paz y el ecosistema del parque. Habíamos leído que en verano hay unas colas sobrenaturales, pero nosotros no esperamos ni un minuto…bendito septiembre. Otro parque de lagos es el parque de Krka con un ecosistema bastante parecido y en el que si te puedes bañar. No pudimos visitarlo porque al llegar al parque se cernió el diluvio universal sobre nosotros y decidimos irnos visto que la situación no mejoraba ni lo iba a hacer en las próximas horas.  Otros parques destacables para una visita son las islas Kornati cerca de Zadar, el Brijuni en Pula (antiguo lugar de vacaciones del jefazo de Yugoslavia, el dictador Tito)  y para los amantes de la montaña el parque Risnjak en la frontera con Eslovenia.

Resumiendo, un gran elenco de lugares encantadores para disfrutar del fresco de la montaña o torrarte lentamente al sol en una cala perfecta.

CIUDADES

Croacia y Montenegro no son países que destaquen por tener grandes ciudades. No visitamos Zagreb ni Podgorica, por lo que no podemos hablar de sus capitales pero si de…

Dubrovnik, o lo que es lo mismo King’s Landing en Game of Thrones. Es una ciudad bastante espectacular, muy agradable para pasear a pesar de tener muchos visitantes, sobretodo en verano. Dubrovnik fue una de las ciudades más castigadas en la guerra y son todavía visibles los desperfectos causados en las paredes por las bombas que llegaban desde Serbia. La ciudad está protegida por una gran muralla y cuenta con muchos callejones, restaurantes y plazas para pasar el dia. Recomendamos visitarlo en 1 dia-1 noche.

Kotor (Montenegro) situado en un espectacular Fiordo, Kotor es bastante parecido a Dubrovnik solo que el entorno en el que se sitúa es completamente diferente. Rodeado de montañas negras de abetos oscuros (por eso se llama Montenegro el país), Kotor es una ciudad amurallada y protegida por una fortaleza que ocupa toda la montaña que da la espalda a la ciudad. Pasear por Kotor es como retroceder a la edad media, aunque el barco de 1000 pasajeros que llega cada día con hordas de orcos  cruceristas lo convierte un poco en un caos de gente siguiendo a guías con paraguas y luchas de palos de selfie. Afortunadamente el barco desaparece por los fiordos a las 7 de la tarde y la tranquilidad vuelve, por unas horas, a Kotor.

– Split es ya una ciudad un poquito más grande y la que más nos gustó de nuestra ruta por Croacia en coche. El centro de la ciudad es básicamente la antigua casa de fin de semana del emperador Diocleciano, nacido en el año 245. La historia de Split, antigua capital de Croacia, es, como la de tantas ciudades, una sucesión de conquistas, luchas, fortificaciones y batallas y fue pasando de mano en mano desde los romanos a los ávaros, bizantinos, eslavos, húngaros, venecianos, turcos, dálmatas, napoleónicos, austríacos, italianos y finalmente…croatas. Un montón de peña que se esforzó, después de saquear la ciudad, en dejar su sello para la posteridad. Es una ciudad muy animada, con mucha vida y cachondeo nocturno y el centro es realmente espectacular, con la gran torre de la Catedral dominando todo encima de la mismísima tumba del emperador romano. ¡Si Diocleciano levantara la cabeza…alucinaría!

– Zadar pasamos una noche en Zadar, una ciudad mucho más pequeña que Split. Lo más destacable es su paseo marítimo, con un órgano que suena dependiendo de cómo está el mar y una estructura de leds de colores. Zadar puede ser, como en nuestro caso,un buen lugar para pasar una noche en vuestro camino a Pag.

– Pula fue nuestra última parada. Situada en la península de Istria, es una pequeña y agradable ciudad, dominada por el anfiteatro romano, uno de los 5 más grandes que todavía se mantienen en pie.

NUESTRO ÁLBUM DE FOTOS

La ruta en coche por Croacia nos dejó momentos muy divertidos y paisajes que nunca olvidaremos. Si queréis ver un poquito más lo que os espera en Croacia y una pequeña parte de Montenegro no dudéis en visitar nuestro álbum de fotos 🙂

CROACIA

Acabamos así este pequeño post sobre nuestra ruta en coche por Croacia de 10 días. Como siempre, podéis dejar un comentario sobre cualquier duda o pregunta que tengáis sobre la ruta o sobre el país y si sabemos la respuesta os la intentaremos resolver.

No olvidéis buscar vuestros vuelos a Croacia con Skyscanner y el alquiler del coche con Rentalcars y un seguro de viaje con IATI

Ruta por Croacia en coche de 10 días
4.86 (97.14%) 7 votos

We Are The Passengers on sabvimeoWe Are The Passengers on sabtwitterWe Are The Passengers on sabinstagramWe Are The Passengers on sabgoogleWe Are The Passengers on sabflickrWe Are The Passengers on sabfacebook
We Are The Passengers
We Are The Passengers nace a finales de 2012 antes de un viaje que nos llevó de Nueva Zelanda a Nepal, con Eloi y Jose como viajeros. En 2015, Eloi y la nueva Passenger Giulia, recorrimos Sudamerica desde Ushuaia al norte de Colombia. Escribimos, tomamos fotos, hacemos videos y lo compartimos con vosotros para que os animéis a viajar por el mundo sin parar.
Artículos recomendados

2 COMENTARIOS EN "Ruta por Croacia en coche de 10 días"

Avísame
avatar

Ordena por:   Lo más nuevo | Lo más viejuno | Comentarios TOP
Jose
Guest
5 Meses 15 Días atrás

Me parece que el gasto compensa todo lo que se puede disfrutar y ver

carla
Guest
5 Días 17 Horas atrás

Buenos datos, tomamos nota, buen recorrido hiciste espero ir algún día a Croacia,viajes fin de carrera gracias

wpDiscuz