Viaje con Waynabox - Waynabox logo
Waynabox¿Te atreves a viajar sin saber a dónde?

Cómo algunos de [email protected] y vosotras ya sabréis, desde que volví del último gran viaje Passenger por Sudamérica empecé a trabajar en una empresa relacionada con el mundo de los viajes… pero no en una empresa cualquiera, empecé a trabajar en Waynabox! En Waynabox me encargo, junto a un gran equipo de profesionales, de preparar escapadas por Europa con un componente sorpresa, y es que no sabes a dónde vas a viajar hasta dos días antes de tu viaje. A continuación os contaremos en qué consiste exactamente un viaje con Waynabox, cómo funciona y todos los detalles de nuestra experiencia.

¿PERO…CÓMO ES UN VIAJE CON WAYNABOX?

Y quizás os estaréis preguntando..¿Qué es Waynabox? ¿Es una caja? ¿Es una sorpresa? ¿Es un viaje? Pues Waynabox es un poco todo a la vez, una sorprendente y original manera de viajar (por el momento en modo escapada de finde) que consiste en lo siguiente:

– buscas el fin de semana que te apetece viajar en el calendario principal y se te muestran 12 ciudades posibles para visitar. La gracia es que tu no sabes a cuál de las 12 viajarás hasta…2 días antes! Pero claro, quizás como buen viajero ya hayas estado en alguna de las ciudades que se muestran…pero como en Waynabox somos muy previsores, se ofrece la posibilidad de descartar uno de los 12 destinos de forma gratuita.

– Si aún así quieres descartar más ciudades, el precio de cada descarte es de 5€ por pasajero y ciudad. También puedes acotar las franjas de salida (útil si trabajas hasta tarde el viernes, por ejemplo)

– El precio del pack es de 150€  por persona (200€ cuando en las últimas plazas y findes señalados) e incluye el vuelo de ida y 2 noches en hoteles, B&B o apartamentos.

– Al ser un precio económico no estarás en un hotel de 5* GL… pero si en un sitio adecuado, limpio, bien situado y comunicado con transporte público y perfecto para relajarte después de un buen día pateando la ciudad. Así pues, sin más explicación os paso a contar un poco lo que fue mi experiencia probando nuestros propios viajes.

– también puedes comprarlo en modo regalo para sorprender a tus amigos y familiares.

Reservé nuestro viaje (viajé con Giulia, mi alma mater viajera) con Waynabox para Febrero y tenía diversos destinos en mente que me hacía mucha gracia visitar: Marrakech, Copenhague, Sofia, Londres, Estocolmo…Así pues, esperamos pacientemente como buenos wayners a que llegara el email dos días antes de partir y (redoble de tambores) nos tocó Sofia! La verdad es que me alegré mucho ya que era uno de los que más me apetecía. Siempre me han gustado los lugares poco convencionales, pero el único problema iba a ser que justo esos días una ola de frío polar (pero polar de verdad) azotaba el centro de Europa con nevadas, heladas, frío y viento. Winter IS coming vamos. Pero la verdad es que a mi la nieve me encanta (a Giulia también aunque sufre un poco más con el frío extremo) y como cada vez queda menos nieve y hielo en el mundo siempre me parece agradable verla caer y cambiar el paisaje a su antojo.

Al recibir el destino también recibes una guía con los puntos más representativos de la ciudad, sugerencias para excursiones y otros waynasecretos interesantes. El siguiente paso fue sacar las tarjetas de embarque porque salíamos bien temprano el sábado por la mañana (se puede viajar de viernes a domingo o de sábado a lunes). El día siguiente lo dedicamos a preparar la mochila y juntar todos nuestros guantes, bufandas y mallas térmicas del viaje para prepararnos para el frío de la capital búlgara. En Sofía, las temperaturas pueden ser muy extremas, desde los 40 grados en verano a los -15 que nos encontramos nosotros, y recibe de promedio unos 40 días de nieve al año!

En relación al alojamiento en un viaje con Waynabox como hemos comentado, siempre te alojarás en una habitación con baño privado, en hoteles céntricos o,  en las ciudades más grandes, bien conectados con el centro de la ciudad con transporte público. En nuestro caso nos alojamos en el Central Hotel, un muy buen hotel que como bien dice su nombre se encontraba en el centro de Sofía, por lo que pudimos ir caminando a casi todos los lugares que queríamos visitar. Los vuelos, a no ser que elijas preferencias para salir por la tarde, salen a primera hora del viernes (o sábado) y vuelven a última hora del domingo (o lunes) para aprovechar al máximo la escapada.

Así pues, después del madrugón y el viaje clásico en tren con la cara descompuesta y las legañas resistiendo a despegarse llegamos al aeropuerto de Barcelona  con muuuuuchas ganas de empezar la aventura de nuestro viaje con Waynabox!

Viaje con Waynabox - Habitación del hotel
Habitación del HotelNuestra cómoda y funcional habitación en Sofia

QUÉ VER Y HACER EN SOFÍA

Sofia probablemente no es la capital europea más bonita, ni la más famosa, pero si una de las más antiguas y con precios mas amistosos nuestros sufridos bolsillos, por lo que sin duda es un destino muy interesante para pasar un fin de semana. La estrella indiscutible de la capital búlgara es la Catedral de Alexander Nevski, un impotente edificio erigido en 1878 como homenaje a los rusos que lucharon por la liberación de Sofía de manos del imperio Turco. La historia de Sofía es larga y compleja, y prueba de ello son las diferentes civilizaciones que se fueron paseando por la ciudad, desde tracios, romanos, los hunos,los otomanos, los búlgaros, los rusos y de nuevo los búlgaros…casi nada!. La ciudad está plagada de pequeñas iglesias, muy variopintas, ortodoxas, cristianas y mezquitas musulmanas. El Triangulo de la fraternidad alberga un lugar de culto de cada religión y por el momento parecen convivir en una agradable armonía. Nosotros recorrimos la ciudad con un tour gratuito (en verdad es a la voluntad, no seas rata y soltad unos cuantos levas si os ha gustado :D) que fue muy interesante y que nos ayudó a situarnos histórica y socialmente en la ciudad. Pudimos visitar los restos romanos recién excavados, los sobrios y serios edificios comunistas de mitad de siglo y algunas pequeñas iglesias, palacios y parques de la ciudad.

Sofía se encuentra a unos 500 metros sobre el nivel del mar, a las faldas de la montaña de Vitosha, que, atención, cuenta con una estación de esquí a menos de 20 minutos del centro de la ciudad, así que se puede convertir en una interesante manera de pasar la mañana paseando por sus parques en los que no puede faltar una visita a la iglesia de Boyana o haciendo un poco de trekking disfrutando de las vistas en un soleado día de verano.

Un punto muy interesante de Sofía es el contraste entre los edificios nuevos, los menos nuevos y los antiguos. Un conglomerado de estilos arquitectónicos se mezclan con los intentos de convertir a Sofía en una ciudad más amistosa, que atraiga al ansiado turista del Este de Europa. Sin duda, un epicentro de la modernidad es el Boulevard Vitosha, el paseo más frecuentado por los locales y turistas que cuenta con multitud de bares, restaurantes y tiendas y que sirve como punto de referencia en toda la ciudad. Es muy interesante ver el contraste del cutrerio post-comunista mas kitsch con modernos edificios o casas cayéndose a trozos.

También queremos hacer una mención especial al parque Borisova Gradina, el auténtico pulmón verde de Sofía. Tuvimos la suerte de que el segundo día en nuestro viaje con Waynabox la nieve decidió darnos una pausa y disfrutamos de un maravilloso día de sol que hizo eclosionar el buen humor y el ambiente “dominguero” en toda la ciudad, ya que llevaba muchos días nevando! La gente paseaba por el parque  y los niños hacían muñecos de nieve, sin duda una auténtica estampa idílica del invierno la capital búlgara.

Aparte de estos puntos más emblemáticos también fuimos visitando otros lugares más escondidos ( y recomendado en la guía que Waynabox te facilita con tu reserva) como el mercado central, la fuente termal, la iglesia escondida en el interior de un hotel,etc.

DÓNDE COMER EN SOFÍA 

La verdad es que en Sofia comimos MUY bien en todos los lugares y BASTANTE barato. En el boulevard Vithosa hay un lugar bastante moderno llamado Raffi’s, que está abierto todo el dia (sisi 24 horas non stop) y que tiene una extraordinariamente extensa carta con todos los platos típicos búlgaros, pero también sushi, pasta, pizza, etc. Comimos dos veces y la verdad es que por calidad y cantidad está realmente bien.

Para probar varias recetas más tradicionales nos acercamos a un restaurante llamado Hadjidraganov’s que emula la típica taberna búlgara. Aunque a primera vista parezca un lugar un poco guiri, la verdad es que la comida estaba super rica y en una abundancia considerable. De hecho tengo que admitir que nos pusimos como el kiko y casi llegamos rodando al hotel, pero después de un duro día caminando entre las heladas aceras búlgaras, la verdad es que nos merecíamos el homenaje. Otro punto interesante, y recomendable para los amantes del buen vivir es comprarse alguna cosa en algún mercado. Puedes encontrar infinitos tipos bollería extraordinariamente cargadas de queso y recién hechas, cuyo olor hace inevitable su degustación. 

En cuanto a bares, os recomendamos un par: “The Apartment”  un curioso bar en una casa de principios de siglo, en el que cada habitación está ambientada de una manera diferente y donde sirven vino caliente y pasteles y ensaladas caseras, y por otro lado os recomendamos también el Bar Hambara, un curioso bar en un antiguo pajar que se caracteriza por no tener electricidad (sólo para la nevera de cervezas) y ser un tugurio interesante. Atención a los no-fumadores en este último ya que se puede fumar y el ambiente es, digamos, algo cargadito. Aparte de estos dos, siempre nos gusta entrar en los bares más locales o por así decirlo, los bares Manolo, de las ciudades. La gente de verdad siempre esta en bares de verdad.

También nos dejamos caer por la noche en algún que otro bareto del centro a tomar una cerveza y ver el ambiente de la ciudad, que es bastante vibrante (a pesar de los -15 grados) y en el que existen muchas discotecas para seguir la fiesta hasta altas horas de la madrugada si el cuerpo aguanta.

WAYNACONCLUSIONES  

Sofía puede que no sea la ciudad más cool de Europa, no tiene la torre Eiffel ni Gaudí no construyó nada allí, pero realmente nos pareció un destino estupendo para un viaje con Waynabox y para una escapada fuera de lo más habitual del circuito de capitales europeas. Nos gustó especialmente el hecho de que apenas vimos turistas en todo el fin de semana y eso te hace apreciar más una ciudad que todavía no ha sido invadida por hordas de grupos siguiendo paraguas de colores. Una historia superinteresante, unos precios de chiste al alcance de cualquier sufrido bolsillo que te permitirán comer y beber like a sir, y una buena conexión con nuestros aeropuertos convierten a Sofía en un destino más que recomendable.

En cuanto a Waynabox, pues sólo comentaros que cada día nos esforzamos al máximo en ofrecer los mejores viajes y en no dejar de innovar en un sector donde creíamos que ya lo habíamos visto todo. El viaje fue super bien y realmente es muy divertido tener esa intriga de a dónde te vas a ir, recuperando un poco ese viejo anhelo de llegar a un aeropuerto y tomar el primer avión a cualquier lugar.

Déjate sorprender, viaja sin saber a dónde y prepara tu mochila un par de días antes con Waynabox! No te arrepentirás!

NUESTRO ÁLBUM DE FOTOS

Nuestro viaje con Waynabox nos dejó una serie de bonitas imágenes de la ciudad nevada.  Aquí tenéis nuestro álbum de fotos 🙂

SOFIA

Acabamos así este pequeño post sobre nuestra viaje con Waynabox a Sofia. Como siempre, podéis dejar un comentario sobre cualquier duda o pregunta que tengáis sobre el viaje, sobre Sofía o sobre vuestro viaje con Waynabox y si sabemos la respuesta os la intentaremos resolver.

No olvidéis buscar vuestros vuelos por el mundo con Skyscanner , si necesitáis un coche Rentalcars y un seguro de viaje con IATI

B_980x90
Viaje con Waynabox
5 (100%) 3 votos

We Are The Passengers on sabvimeoWe Are The Passengers on sabtwitterWe Are The Passengers on sabinstagramWe Are The Passengers on sabgoogleWe Are The Passengers on sabflickrWe Are The Passengers on sabfacebook
We Are The Passengers
We Are The Passengers nace a finales de 2012 antes de un viaje que nos llevó de Nueva Zelanda a Nepal, con Eloi y Jose como viajeros. En 2015, Eloi y la nueva Passenger Giulia, recorrimos Sudamerica desde Ushuaia al norte de Colombia. Escribimos, tomamos fotos, hacemos videos y lo compartimos con vosotros para que os animéis a viajar por el mundo sin parar.
Artículos recomendados

Avísame
avatar

wpDiscuz